Utilizziamo i nostri cookie e quelli di terzi per analizzare i nostri servizi Se continui a navigare, consideriamo che ne accetti l'utilizzo. Più informazione QUI

ÓSCAR DOMÍNGUEZ Óleo sobre lienzo con certificado de autenticidad de Ana Vazquez de Parga 1954


7 fotos ÓSCAR DOMÍNGUEZ ÓLEO SOBRE LIENZO CON CERTIFICADO DE AUTENTICIDAD DE ANA VAZQUEZ DE PARGA 1954 (Arte - Pintura - Pintura al Óleo Moderna sin fecha definida)

  • ÓSCAR DOMÍNGUEZ ÓLEO SOBRE LIENZO CON CERTIFICADO DE AUTENTICIDAD DE ANA VAZQUEZ DE PARGA 1954

    ÓSCAR DOMÍNGUEZ Óleo sobre lienzo con certificado de autenticidad de Ana Vazquez de Parga 1954

    18.000,00 €


    Termina tra: 2d 20h 45m 
    11 dicembre 2021 19.54.00 CET
    Prezzo iniziale:   18000,00 €

    Articoli: 1

    Condizioni: Buono (pochissimi segni di utilizzo)


    ÓSCAR DOMÍNGUEZ PALAZÓN (LA LAGUNA, TENERIFE, 1906 - PARÍS, 1957).

    “La ville, la nuite”.

    1954.

    Óleo sobre lienzo.

    Adjunta certificado expedido por Ana Mª Vázquez de Parga en 2010.

    Medidas: 14 x 22 cm; 32 x 40 cm (marco).

    Bibliografía:

    - Tajan (S.V.V.), París. "Collection Privée Art Moderne & Art Contemporain", 10 de marzo de 2015. Lote 28, ilustrado en lá página 57 del catálogo.

    - Auctionata Havelstudios, Berlin. "Paris Berlin - L'Art de Vivre", 18 jun 2015. Lote 52 ilustrado en lá página 28 del catálogo.

     

    Esta obra inscrita en el último periodo de la carrera artística de Oscar Domínguez, muestra en su composición esa atmosfera ciertamente trágica, que caracteriza a las pinturas de esta época. Una sensación que partía de la situación personal del artista, que un año antes de la realización de esta pintura comentó: “Este año ha sido una cosa terrible; he perdido más de diez amigos que quería profundamente”. Se trata de un periodo en el cual volvió a trabajar con la decalcomania, técnica en la cual fue pionero. Esa estética vibrante, donde el azar interviene, trasformando la obra, son características que tienen su eco sobre esta pieza, donde Domínguez llega a la sublimación de las formas, que se evaporan generando una vista nocturna confusa y vibrante.

    Cabe comentar que la obra está certificada por Ana Vázquez de Parga, quien ha realizado un gran estudio de las obras de Óscar Domínguez, destacando así su participación como comisaria de la exposición “Oscar Domínguez 1926-1957, una retrospectiva”.

    Domínguez perteneció a la Generación del 27, e inventó la decalcomanía, técnica pictórica que consiste en aplicar gouache negro sobre un papel, el cual se coloca encima de otra hoja sobre la que se ejerce una ligera presión, para finalmente despegar ambos papeles antes de que se sequen. En 1927, por negocios familiares, Domínguez viaja por primera vez a París. Regresa al año siguiente y entra en contacto con el movimiento surrealista, y especialmente con su figura central, André Breton. Este grupo marcará su trayectoria hasta que es expulsado por acercarse a la pintura de Picasso. Debutó individualmente en 1933, en el Círculo de Bellas Artes de Santa Cruz de Tenerife y en Las Palmas de Gran Canaria. En 1935 participó en la Exposición Surrealista de Santa Cruz de Tenerife, en la que firmó el manifiesto “Du temps que les surréalistes aviaient raison”. También son importantes sus objetos surrealistas, algunos de los cuales expuso en París, en la Exposition Surréaliste d'Objets de la Galerie Charles Ratton de 1936. A causa de la Guerra Civil se exilió en Francia, pasando prácticamente el resto de sus días en la capital. El artista vivió los últimos años de su vida preso de la locura tras sufrir acromegalia, enfermedad degenerativa que deformó su físico e hizo crecer extraordinariamente su cráneo. La Nochevieja de 1957 se suicidó en París, completamente borracho, abriéndose las venas en el baño de una fiesta que daba su amiga, la Vizcondesa de Noaffles.

    Domínguez es hoy considerado uno de los mayores exponentes mundiales de la vanguardia histórica española que se gestó en París durante las primeras décadas del siglo XX. En general, las figuras y objetos que componen sus obras surrealistas contienen referencias mágicas, mecanicistas y sexuales, situándose muchas de ellas en el paisaje canario a pesar de residir la mayor parte de su vida en París.

    La aportación más importante que Óscar Domínguez hizo al surrealismo fue la invención de la decalcomanía o calcomanía, técnica en la que el automatismo psíquico tenía un protagonismo absoluto. Este procedimiento tuvo una magnífica aceptación entre los surrealistas que lo adoptaron rápidamente e influyó posteriormente en la pintura expresionista abstracta. La decalcomanía consiste en introducir gouache negro líquido entre dos hojas de papel presionándolas de un modo no controlado. Otra de sus aportaciones al movimiento surrealista fue la teoría de la petrificación del tiempo a través de la cual empieza a introducir en sus composiciones formas cristalizadas y estructuras de redes angulosas. Hay petrificaciones de ese estilo en los cuadros de René Magritte.



Informare su questo lotto